Agreden a sacerdote y profanan la Catedral de Managua.

Después de que la policía mantuviera rodeadas las inmediaciones de la iglesia San Miguel de Masaya  y la Catedral de Managua, Nicaragua, donde grupos de opositores ayunan en el marco de la campaña “Navidad sin presos políticos”, la Arquidiócesis de la capital nicaragüense denunció que partidarios del gobierno incursionaron con violencia en la catedral.

A través de un comunicado, la Arquidiócesis de Managua denunció que “grupos violentos afines al gobierno de Daniel Ortega ingresaron a la fuerza a la catedral de la capital tomándose las instalaciones. Al ser increpados por el sacerdote Rodolfo López y la religiosa sor Arelis Guzmán, estas personas respondieron con violencia contra los religiosos”,  dijo la Arquidiócesis, presidida por el cardenal Leopoldo Brenes.

Acá  el momento de la agresión:

 

 

 

Los agresores tenían como pretexto pedir a la Iglesia que dejara de tomar acciones “politiqueras” contra el gobierno a través del ayuno que tiene lugar en los dos templos. Daniel Ortega sostiene que su gobierno no tiene presos políticos, por lo que critica las acciones de los fieles católicos.

Estos actos han sido tomados por la iglesia como una “profanación” y  le hace un llamado al presidente Ortega para que se respete los templos católicos de todo el país.

“Exhortamos a todo nuestro pueblo a intensificar los momentos de oración frente a Jesús Sacramentado y el rezo del Santo Rosario pidiendo por la paz en el país. Nuestra Fuerza es la oración”, finalizaba el comunicado emitido por la Arquidiócesis de Managua.    

Mientras tanto, la Conferencia Episcopal de Nicaragua también  se pronunció en solidaridad con los religiosos afectados con esta situación y pidió a los responsables que depongan su postura y al gobierno que escuche las peticiones del pueblo, las cuales son sus derechos.

Comunicado Conferencia Episcopal de Nicaragua

 

Nuestra Iglesia