Obispos de EE.UU se pronuncian ante masivo tiroteo en Texas.

Patrick Crusius, un joven de 21 años, disparó deliberadamente el pasado sábado contra cientos de ciudadanos que se encontraban en un centro comercial de la ciudad de El Paso, Texas. En el hecho, 20 personas murieron y una treintena más resultó con lesiones de bala.

Ante el repudiable acto, el Arzobispo de San Antonio Texas, Gustavo García Siller, ha reaccionado y aseguró: “Esta violencia sin sentido, contra los inocentes compradores de fin de semana, vuelve a horrorizar nuestras conciencias, ya que parece no haber fin al derramamiento de sangre que nos abruma”, dijo el Arzobispo.

Momento de la captura del responsable del tiroteo.

Por su parte, el Presidente de la conferencia Episcopal de los Estados Unidos, el Cardenal Daniel DiNardo, se pronunció ante lo ocurrido asegurando que “es un acto inhumano y sin sentido. Es malo que en una sociedad los lugares de actividades cotidianas puedan convertirse en escenas de violencia y desprecio a la vida”, dijo el Cardenal.

 

Cientos de personas se reunieron en la frontera con México para orar por las víctimas del tiroteo

Los obispos de la Conferencia también expresaron que las cosas deben cambiar en los Estados Unidos y piden, una vez más, “una legislación efectiva que aborde por qué estos inimaginables y repetidos casos de violencia armada asesina siguen ocurriendo en nuestras comunidades”. Por último, externaron sus oraciones por todas las víctimas.

Nuestra Iglesia.

Fuente: Vatican News, El País.com 

, ,