IglesiaMundo

¿Quién es Matteo Farina, el joven que va camino a los altares?

A través de un sueño, San Pío de Pietrelcina le dió la clave de la felicidad plena, encomendándole una misión.

El pasado 06 de mayo, la Santa Sede informó que después de una reunión con el Prefecto de la Congregación para las causas de los Santos, Cardenal Angelo Becciu, el Papa aprobó la virtud heroica del adolescente italiano Matteo Farina, quien falleció de un tumor cerebral en el 2009.

Farina fue un adolescente  italiano, cuya vida terrenal fue corta pero intensa, llena de amor y el deseo de evangelizar a más adolescentes para que también conocieran el amor de Dios. Creció en el seno de una ferviente familia cristiana católica y, como la mayoría de adolescentes, practicaba deportes y amaba la música; pero también participaba de la Santa Misa, rezaba el Rosario a diario, leía cotidianamente la Palabra de Dios y se confesaba cada semana.

A los 9 años de edad Matteo tuvo un sueño con San Pio de Pietrelcina, a través del cual le reveló el secreto de la felicidad, encargándole su divulgación a todos: “Si eres capaz de entender que quien vive sin pecado es feliz debes hacerlo entender a los demás de manera que podamos ir todos juntos felices al Reino de los Cielos”.

Según su diario personal, y ante dicha revelación decidió “infiltrarse entre los jóvenes, hablándoles de Dios… para entrar entre ellos silenciosamente, como un virus y contagiarles de una enfermedad incurable ¡el amor!”. 

Matteo Farina también servía a la Iglesia a través de sus dones musicales

A los 13 años aparecieron los primeros síntomas de un tumor cerebral que, 6 años después, terminaría con su vida. A sus 19 años Matteo comprendió la responsabilidad de haber recibido el don de la fe, aceptando su enfermedad, y viviendo plenamente el sentido humano y cristiano, sin pecado.

De acuerdo al sitio oficial matteofarina.com, su misión se puede describir con sus mismas palabras:

“Dios mío tengo dos manos, haz que esté siempre cerca de ti entonces ante cualquier prueba yo no me alejaré de ti, sino que estaré siempre más entrelazado; y la otra mano, te ruego, si es tu voluntad, déjala caer en el mundo… porque como te he conocido a través de los demás así también quien no cree pueda conocerte a través de mí. Quiero ser un espejo, el más limpio posible, y si es tu voluntad, reflejar tu luz en el corazón de cada hombre. Gracias por la vida. Gracias por la fe. Gracias por el amor. Soy tuyo”.

 

El sueño de Mateo Farina:

(…) Me encontraba en un jardín. Por un lado era verde con árboles, prados y flores; por otro, sólo había tierra. Yo estaba en el jardín hecho de tierra y tenía la forma de un árbol marrón oscuro con hojas secas. Llegó un señor con una pinza y me dijo: – Desnúdate de tus pecados-.
Me quitó alguna rama y alguna hoja.


Retomé la forma normal, pero a mi lado había un gran vacío y detrás un pastorcillo.
Escapé corriendo al jardín verde donde me arrodillé a un señor vestido con pieles de animales que me dijo: – Te bautizo por segunda vez para quitarte los pecados, porque aquel vacío que has visto eran las personas que no creen en Dios, pecan y están tristes-.

En ese momento, detrás de mí, apareció el PADRE PÍO vestido con una túnica marrón, una cuerdecilla blanca atada, los ojos azules, una aureola en la cabeza y los agujeros en las manos. Me dijo: – Cuéntaselo todo a tu familia. Si has sido capaz de entender que quien no tiene pecados es feliz, debes hacérselo entender a los demás para que podamos ir todos juntos, felices, al reino de los cielos (…)

 

Nuestra Iglesia.

Nuestras Iglesia SV

Medio de comunicación Católico dedicado exclusivamente a la cobertura de noticias.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar